Robo Phishing

Robo phishing

Robo Phishing

Phishing y otros delitos informáticos

El phishing es una de las formas más comunes de fraude de suplantación de identidad en internet. Consiste en el envío de mensajes falsos que pretenden ser de una entidad legítima, como un banco, una empresa o una administración pública, con el fin de obtener información personal o financiera de los usuarios. Los ciberdelincuentes utilizan esta información para acceder a sus cuentas, realizar compras, transferencias o extorsiones, o venderla a terceros.

 

El phishing es un tipo de engaño de datos en línea que se aprovecha de la confianza y la falta de precaución de los usuarios. A menudo, los mensajes de phishing incluyen enlaces o archivos adjuntos que redirigen a páginas web falsas o que contienen virus o programas maliciosos. Estos pueden infectar el dispositivo del usuario, robar sus datos o bloquear su acceso.

 

El phishing es solo uno de los muchos delitos informáticos que existen en la red. Otros ejemplos son el ransomware, que cifra los archivos del usuario y pide un rescate para liberarlos; el spyware, que espía la actividad del usuario y recopila sus datos; el malware, que daña el funcionamiento del dispositivo o de la red; o el spam, que envía mensajes no solicitados o publicitarios.

 

Todos estos delitos tienen en común que buscan estafar, engañar o perjudicar a los usuarios de internet, aprovechándose de sus vulnerabilidades, errores o desconocimiento. Por eso, es importante estar informado y alerta sobre los riesgos que existen en la red, y tomar medidas para protegerse.

 

Si quieres conocer más aspectos interesantes sobre este ciberataque, haz click en nuestros artículos: phishing ejemplos, qué es phishing, suplantación de identidad y spear phishing.

 

Guía básica de phishing para empleados y particulares

Guía Básica de Phishing para Empleados y Particulares

 

¿Cuál es la información más vulnerable al phishing?

El phishing puede afectar a cualquier tipo de información que el usuario tenga en internet, pero hay algunos datos que son más vulnerables y valiosos para los ciberdelincuentes. Estos son:

 

  • Datos personales: nombre, apellidos, fecha de nacimiento, dirección, teléfono, correo electrónico, DNI, etc. Estos datos pueden usarse para suplantar la identidad del usuario, acceder a sus cuentas, solicitar créditos, contratar servicios, etc.

 

  • Datos financieros: número de tarjeta, código de seguridad, PIN, contraseña, saldo, movimientos, etc. Estos datos pueden usarse para realizar compras, transferencias o extorsiones con el dinero del usuario, o para acceder a sus cuentas bancarias o de otros servicios de pago.

 

  • Datos profesionales: puesto, empresa, clientes, proveedores, proyectos, contratos, etc. Estos datos pueden usarse para acceder a información confidencial o sensible de la empresa o de sus socios, o para realizar espionaje industrial o competencia desleal.

 

  • Datos de acceso: usuario, contraseña, pregunta de seguridad, código de verificación, etc. Estos datos pueden usarse para acceder a las cuentas del usuario en diferentes plataformas o servicios, como redes sociales, correo electrónico, tiendas en línea, etc. y modificar, borrar o robar su información o su contenido.

 

 

Cómo reconocer y evitar las estafas por phishing

El phishing es una de las tácticas de fraude electrónico más utilizadas y efectivas, ya que se basa en la manipulación de la identidad digital de las entidades que supuestamente envían los mensajes. Sin embargo, existen algunas pistas que pueden ayudar a reconocer y evitar las estafas por phishing. Estas son:

 

  • Revisar el remitente: hay que comprobar que el correo electrónico, el número de teléfono o el perfil de la red social que envía el mensaje coincide con el de la entidad que dice ser. Hay que fijarse en los detalles, como las faltas de ortografía, los caracteres extraños o los dominios sospechosos. Por ejemplo, un correo de un banco no debería tener una dirección como banco123@gmail.com o banco.es@info.com.

 

  • Revisar el contenido: hay que leer con atención el mensaje y verificar que tiene sentido, que no contiene errores gramaticales o de formato, que no es demasiado genérico o impersonal, que no pide información confidencial o urgente, que no ofrece premios o regalos increíbles, que no amenaza con consecuencias negativas, etc. Por ejemplo, un mensaje de una empresa no debería decir algo como Estimado cliente, le informamos que su cuenta ha sido bloqueada por motivos de seguridad. Para desbloquearla, haga clic en el siguiente enlace y proporcione sus datos de acceso.

 

  • Revisar los enlaces y los archivos adjuntos: hay que comprobar que la dirección web coincide con la de la entidad que dice ser, que tiene el protocolo https y el candado de seguridad, que no tiene caracteres extraños o faltas de ortografía, etc. Por ejemplo, una página web de un banco no debería tener una dirección como www.banco.es/login.php?user=123&pass=456 o www.banco-secure.com.

 

  • Verificar la información: si se tiene alguna duda sobre la veracidad o la procedencia de un mensaje, hay que contactar directamente con la entidad que dice ser, usando los canales oficiales, como el teléfono, el correo electrónico o la web. 

 

Descubre cómo evitar el phishing en nuestro artículo cómo evitar el phishing

 

 

Impacto y Consecuencias del Robo Phishing

El phishing es un tipo de robo de información que puede tener graves consecuencias para los usuarios que lo sufren. Estas son algunas de las más comunes:

 

  • Pérdida de dinero: los ciberdelincuentes pueden usar los datos financieros del usuario para realizar compras, transferencias o extorsiones con su dinero, o para acceder a sus cuentas bancarias o de otros servicios de pago. Esto puede suponer una pérdida económica importante para el usuario, que puede tener dificultades para recuperar su dinero o para demostrar que no ha sido él quien ha realizado las operaciones fraudulentas.

 

  • Pérdida de privacidad: los ciberdelincuentes pueden usar los datos personales del usuario para suplantar su identidad, acceder a sus cuentas, solicitar créditos, contratar servicios, etc. Esto puede suponer una violación de la privacidad del usuario, que puede ver expuesta su información personal o sensible, o que puede verse involucrado en actividades ilegales o ilícitas sin su consentimiento.

 

  • Pérdida de reputación: los ciberdelincuentes pueden usar los datos profesionales del usuario para acceder a información confidencial o sensible de la empresa o de sus socios, o para realizar espionaje industrial o competencia desleal. Esto puede suponer una afectación de la reputación del usuario, que puede ver dañada su imagen profesional, su credibilidad o su confianza ante sus clientes, proveedores o empleadores.

 

  • Pérdida de seguridad: los ciberdelincuentes pueden modificar, borrar o robar su información o su contenido. Esto puede suponer una amenaza para la seguridad del usuario, que puede perder el control de sus cuentas, su identidad digital o su información personal.

 

 

Educación en Ciberseguridad

La mejor forma de prevenir el robo phishing y otros delitos informáticos es la educación en ciberseguridad

 

La educación en ciberseguridad implica aprender sobre los conceptos, los principios y las buenas prácticas de la seguridad informática, así como desarrollar una conciencia crítica y una responsabilidad ética sobre el uso de la tecnología y la información. También implica fomentar una cultura de la ciberseguridad que promueva el respeto, la confianza y la colaboración entre los usuarios de internet.

 

La educación en ciberseguridad es un derecho y un deber de todos los usuarios de internet, que deben informarse, formarse y actualizarse sobre los riesgos y las amenazas que existen en la red, así como sobre las medidas y los recursos que pueden utilizar para protegerse. Así, podrán disfrutar de los beneficios y las oportunidades que ofrece la tecnología, sin poner en peligro su información, su privacidad y su seguridad.

 

 

Denuncia y Acciones Legales

Si a pesar de las medidas de prevención, un usuario es víctima de un robo phishing u otro delito informático, debe denunciar el hecho ante las autoridades competentes, como la policía, la guardia civil, el instituto nacional de ciberseguridad (INCIBE) o la agencia española de protección de datos (AEPD). Estas entidades pueden investigar el caso, identificar a los responsables, detener a los ciberdelincuentes, recuperar la información o el dinero robado, y sancionar a los infractores.

 

La denuncia es un derecho y una obligación de los usuarios de internet, que deben colaborar con las autoridades para defender su información, su privacidad y su seguridad, así como para evitar que otros usuarios sean víctimas de los mismos delitos.

 

Guía básica de phishing para empleados y particulares

Guía Básica de Phishing para Empleados y Particulares

 

¿Necesitas servicios para detectar las vulnerabilidades en tu sistema y prevenir los ciberataques?

En Seifti contamos con servicio de Pentesting con el que identificar las áreas menos protegidas de tu compañía sin dejar que las vulnerabilidades pasen desapercibidas.

Además, contamos con servicios de consultoría de privacidad para identificar las formas en que los piratas informáticos podrían usar para obtener acceso a su corporación a través de nuestros servicios de prueba de phishing.

 

No Comments

Post a Comment

Ir al contenido